Saltar al contenido

Plantas de interior | Resistentes y de fácil mantenimiento

Las plantas de interiores permiten transformar un ambiente en cuestión de minutos, basta con colocar un par de ellas y veras que tu estancia se llena de luz, de vida. Estas plantas tienen una gran variedad de verdes, sus hojas pueden estar combinadas con blanco o amarillo (según el tipo de planta interior) o pueden tener los tonos más espectaculares y brillantes en sus flores.

Lo que te permite crear diferentes ambientes y disfrutar de un entorno más sano y equilibrado (desde el punto de vista energético) lo que hará tu vida mucho más agradable y feliz. Limpian el ambiente de todas las sustancias y elementos dañinos para la salud, pues filtran el aire haciendo un espacio más saludable.

¿Eres de los que siempre se le mueren las plantas? ¿De los qué no tienen mano para las matas?

La verdad es que no siempre es del todo ciertas estas afirmaciones, en la mayoría de los casos las personas olvidan de ¡regarlas! Y estemos claros, ¿Quién sobrevive sin agua? nada ni nadie… ni hablar que a veces es un poco complicado estar pendiente del fertilizante o cambiar las macetas cuando la planta se ha hecho más grande.

Sin embargo, si tomamos esta actividad como un medio para desestresarse del día a día, del agobio de las actividades propias de la semana, pudiésemos lograr tener plantas hermosas. Si no queremos complicarnos mucho la vida, podemos optar por plantas de poco cuidado pero que son visualmente muy hermosas.

Plantas de interior Resistentes y de fácil mantenimiento 2

Si estamos de vacaciones ¿Cómo vamos a regar las plantas?

Si eres de las personas que les gusta irse de vacaciones con regularidad o hacer paseos de fin de semana y te preocupan las plantas, no te preocupes más, hay plantas resistentes que no requieren ser regadas con regularidad. Además, algunas dependiendo de la época del año en la que se esté necesitan menos agua aun, por lo cual solo es necesario conocer un poco sobre la planta antes de escogerla.

¿Cuáles son las plantas de interior más fuertes y que no necesitan de muchos cuidados?

Si quieres comenzar tu aventura con las plantas, lo mejor es empezar con una planta que no requiera ser regada con mucha frecuencia e incluso hay algunas que soportan períodos de sequía. Estas son una estupenda opción cuando se te pasa por alto regarlas, ellas sobrevivirán a pesar de tu mala memoria y tu adaptación a cuidar otro ser vivo. Algunas de estas plantas son el aloe vera o sábila, la planta de jade, la sanseviera.

¿Cuáles plantas de interior crecen con rapidez?

Hay plantas que crecen muy bien a pesar de estar en macetas con poca tierra, estas son estupendas si no quieres andar trasplantándolas cada cierto tiempo porque la maceta les queda pequeña. Además, hay plantas como las cintas y los potos que crecen muy frondosas y que se ven hermosas, haciendo esto que la persona se anime a cuidarlas con mayor interés.

¿Cuáles son las plantas de interior que no requieren mucha luz?

Si eres de las personas que viven en un departamento o casa donde la entrada de luz natural es escasa o vives en una zona donde el sol no entra con mucha frecuencia, hay plantas que viven tranquilamente con poca luz. Las puedes colocar cerca de una ventana o en lugares donde haya un poco más de sombra, algunas de estas plantas son la hiedra, el espatifilo, la aspidistra.

 

¿Cuáles plantas de interior son las más resistentes y de larga vida?

Existen plantas de interior que no solo son súper resistentes, sino que pueden durar años, estas son ideales cuando no se quiere estar pensando en cambiar las plantas cada cierto tiempo porque han muerto o ya no se encuentran en su mejor momento. Hay plantas como el ficus o la dracena que pueden durar años tranquilamente, no requieren de grandes cuidados y lo mejor de todo es que mantendrán tu ambiente más oxigenado y puro.

Plantas de interior Resistentes y de fácil mantenimiento

¿Cuáles son las mejores plantas para tener en el interior de la casa?

Cuidar de una planta y hacer que se mantenga viva produce un sentimiento de triunfo importante, es similar a la sensación de tener una mascota en casa que mantenemos a nuestro lado en las mejores condiciones posibles.

Es por ello que queremos compartir con ustedes algunas de las mejores plantas de interiores que puedes tener en tu hogar, que no requieren mucho cuidado y que siempre se verán estupendas en tus estancias, adema de ser un excelente toque de color dentro de tu decoración.

Los tupidos y verdes Helechos

Esta planta es muy sencilla de cuidar y crean un gran efecto decorativo, ella es muy resistente, por lo que no amerita de un cuidado excesivo. Los helechos deben estar colocados en lugares donde no reciban el sol directo, si es en una semi-sombra mejor.

Al helecho le gusta la humedad, pero no debe tener la tierra anegada, pues esto podriría las raíces y las hojas comienzan a cambiar el color a un tono amarillento. Lo ideal es colocarla sobre un plato con guijarros o piedras y agua, de tal manera, que disfrute de la evaporación de la misma. Para regarla la mejor forma es a través de un atomizador (aunque no es obligatorio su uso), lo importante es ser comedidos con la cantidad de agua que se le agrega.

La grácil y atractiva Tillandsia o Pluma Rosa

Esta hermosa planta tiene en su composición una gran cantidad de hojas alargadas y curvas, ella desarrolla una bráctea con forma de espiga en un rosa llamativo, que protege sus diminutas flores violetas. Esta planta forma parte de la familia de las bromelias, además, es epífita lo que significa que crece sobre otras plantas, como sucede con la orquídea.

Requieren de una iluminación indirecta, se recomienda regarlas mediante un atomizador y humedecer solo las hojas y capa superficial de la tierra. Su regado ha de ser una vez a la semana y dos veces en los meses de calor o verano.

El bellamente espinado Cactus

El cactus forma parte de las plantas denominadas suculentas, ellas acumulan en su interior agua, pues están adaptadas a los ambientes secos y con gran sequía. Sus espinas son una defensa natural contra los animales herbívoros y previene además la perdida de agua de su interior.

Son ideales para colocar en las terrazas o en ventanas donde reciban una buena cantidad de luz solar directa, no necesitan regarse con mucha frecuencia; en primavera, se pueden irrigar cada 10 o 12 días; en verano, cada 4 u 8 días (depende de la intensidad del calor); en invierno una vez al mes.

Las lindas y nobles Crasas

Esta planta también pertenece al grupo de las suculentas, las crasas retienen sus reservas de agua en las hojas. Es por ello que mientras más agua reciba, más gruesas serán sus hojas; si se quiere saber en qué momento es necesario regar la planta, se debe tocar la tierra y ver, si esta seca requiere agua. También se deben fijar en el color de sus hojas, si este se torna amoratado y no están “gorditas”, es señal de que necesitan agua.

El colorado Anturio

El anturio es una de las plantas de interior más resistentes, la forma de su hoja y flor son bien particulares, su flor tiene forma de corazón y rodea una espiga dorada. Esta flor por lo general es de color rojo intenso, pero puede conseguirse también en fucsia, anaranjado, purpura, negro y blanco. Él disfruta de temperaturas superiores a os 15⁰, se recomienda regar la planta con un atomizador y colocar debajo de la maceta un plato con guijarros y agua, de tal manera que la planta aproveche los beneficios de la evaporación.

El verde vivo de la Peperomia o Corazón de Hombre

Esta peculiar planta, tiene las hojas en forma de corazón y de un color verde muy intenso con un pequeño punto central en un tono más claro y brillante. Es muy fácil de cuidar y siempre se ve muy bien en cualquier decoración. Esta planta también acumula el agua en las hojas, por lo que se debe revisar la tierra antes de regarla. La peperomia se mantiene muy bien en el interior, basta con que reciba luz solar de manera indirecta, pero hay que cuidarla un poco más en invierno, pues se resiente en el frío.

La infalible para los novatos… La Cinta, Malamadre o Lazo de Amor

Esta planta es muy duradera, es del tipo colgante y no requiere llevar sol directamente, con que tenga luz natural es más que suficiente. Su riego se hace según la época del año en la que se encuentre, en verano o época de calor, se riega de 2 a 3 veces por semana, en invierno o época de lluvia/frío se riega una vez a la semana (todo dependerá de la humedad de la tierra). No requiere de ningún tipo de cuidado especial. Se le llama madre porque sus hijos salen en tallos por fuera de la planta, estos suelen colgar por fuera de la maceta.

La Doble Z o Zamioculca

Esta planta sencilla y elegante es súper resistente, no necesita de cuidados especiales ni mucho menos. De hecho, puede pasar meses sin ser regada, pero si está en un lugar donde recibe mucha luz, requerirá que se le riegue con cierta frecuencia. Se debe evitar anegar la tierra, por lo que se recomienda regar un par de veces al mes cuando hay mucha luz de por medio.  Sus hojas son muy estilizadas y elegantes, poseen un color verde intenso que destaca en cualquier decoración.

La colorida y llamativa Violeta Africana o Saintpaulia

Estas flores son muy hermosas y tienen un garbo muy particular, ellas pueden ser moradas, azules, rosas, rojas y hasta multicolores. La violeta africana es una planta que no necesita de mucha luz, pero si quiere mantenerla floreando todo el año colóquela en un lugar donde reciba una gran cantidad de luz natural. se debe regar de manera moderada y no anegar la tierra, pues se podrirían sus raíces. Si vive en un lugar donde la temperatura baja de los 10⁰, colóquela en un lugar más calientito.

La Corona de Espina o Espina de Cristo

Esta planta puede crecer perfectamente cerca de una ventana donde reciba mucha luz, no requiere mucho regado, de hecho, puede sobrevivir meses sin agua. Ella admite agua de manera moderada y en los meses de invierno no necesita mucha agua. La espina de Cristo tiene los tallos en un tono verde grisáceo y espinados, con flores rojas agrupadas en pequeños ramilletes.

Samba, ritmo y elegancia con el Tronco de Brasil o Palo de agua

Esta hermosa planta tiene hojas con una gran variedad de tonos de verdes y amarillos verdosos, es estupenda para interiores porque requiere luz natural, pero no sentir el sol de manera directa. Es otra de las plantas que le gusta mucho la humedad, por eso es ideal colocarle un plato con guijarros y piedras para que las raíces sientan la evaporación del agua. Se ha de regar de manera moderada para mantener la tierra húmeda pero no anegada.

La exuberancia y elegancia desde las alturas, la Palmera de Salón

Esta planta exuda tanta elegancia que hasta en su nombre científico ¡está presente! “Chamadeora Elegans”. La palmera de salón es muy resistente y muy sencilla de cuidar, requiere agua cada vez que su tierra esté seca, pues no le gusta la tierra anegada. Sus hojas son alargadas y delgadas, y la altura dela planta puede alcanzar los 2 metros, le gustan las temperaturas entre los 18⁰ y 25⁰, sin embargo, sobrevive muy bien en ambientes más fríos o un poco más cálidos, si se encuentra en el interior del hogar.

La frágil y fuerte Clivia

Esta es una de esas plantas que pueden tener una apariencia frágil, pero la verdad es que son muy resistentes. No requiere de ningún cuidado especial, solo se ha de regar de manera moderada, estar en un lugar muy iluminado, sin llegar a tener luz solar directa. Sus hojas son de un verde profundo, anchas y gruesas, con unas flores muy delicadas de un hermoso color anaranjado o amarillo o matizada.

La planta de dos tonos, la Calathea

Esta peculiar planta tiene hojas bicolores, es decir, por la parte superior tiene un diseño en verde y verde azulado muy hermoso, y por debajo son violetas. Además, sus hojas se enrollan por las noches y durante se despliegan en su máximo esplendor. Les gusta la luz natural, sin sentir de manera directa el sol; no se llevan bien con temperaturas inferiores a los 15⁰ y disfrutan de la humedad, sin tener anegada sus raíces. Se recomienda colocarles un plato con piedras y agua para que sus raíces disfruten de la evaporación del agua.

La prospera y encantadora Planta del Dinero o Millonaria

Esta planta es muy sencilla de mantener, requiere regarse una vez a la semana y si se está en época de invierno o frío una vez cada dos semanas. Le gusta la luz abundante, pero no el sol directo, sus hojas son carnosas, tienen una forma ovalada con borde dentado y un color verde intenso y muy brillante. Cuenta la leyenda popular que, si se mantiene sana y fuerte a partir de un pequeño esqueje, en tu casa nunca faltará el dinero y se tendrá mucha buena suerte; si esto es cierto o no, ya veremos.

La infaltable del hogar, la Sansevieria o Lengua de Tigre

La sansevieria es una planta súper fiel, ella no debe falta en tu casa si recién te inicias en esto de “tener plantas” en tu casa. Ella vive en cualquier tipo de clima, no importa si es muy caluroso o muy frio, ella sobrevivirá como las más fuertes. Desde el punto de vista decorativo, es muy hermosa pues sus hojas se mantienen en vertical, muy erguidas y pretenciosas, además tienen un diseño atigrado muy llamativo. Incluso los científicos de la NASA incitan a tenerla en casa, pues ella es capaz de eliminar las diferentes toxinas que puede haber en el aire, lo que deja un ambiente más puro y saludable.

La curativa de todas las plantas, el Aloe Vera o Sábila

El aloe vera es una de las plantas más conocidas por sus beneficios curativos y medicinales, ella es muy empleada en diversas afecciones de la piel. En nuestro hogar es muy útil cuando se producen quemaduras, basta con cortar un trozo de su penca, descubrir el cristal y colocarlo directamente sobre la zona afectada; también se puede colocar un rato en el freezer para que se enfríe y es estupenda en las quemaduras por exposición prolongada al sol. Esta planta no requiere muchos cuidados, le gusta mucho el sol o la luz solar, por lo que puede tenerla en una ventana, terraza o balcón.

La superviviente y perenne Aspidistra

Esta planta es estupenda para novatos en la jardinería el hogar, pues ella puede ser colocada en cualquier lugar de a casa, además, no es atacada por la plaga. Ella no requiere de luz solar directa, por lo que sí está a la sombra o en lugares con muy poca luz, vivirá perfectamente. La Aspidistra es una planta muy elegante y con una forma/color muy singular que la hace un toque de verdor ideal para el hogar.

La Costilla de Adán que no es Eva, la Monstera

La mostera también llamada “costilla de Adán” es una planta originaria de Centroamérica, que tiene un color verde muy hermoso, su forma es también muy llamativa y que se ve muy bien sobre una estantería, mesa ratona o cómoda. No requiere grandes cuidados, basta con regarla cada vez que la tierra o sustrato este seco, basta con humedecerlo y no anegarlo.

La trepadora del hogar, la Hiedra

La hiedra es una planta que trepa por cualquier lugar que s ele permita, por lo que son ideales para formar tapices verdes, se pueden colocar varias macetas con esta planta a distintas alturas y lograr un efecto visual interesante. Es de hoja perenne, se da muy bien en interiores y no requiere grandes cuidados, más allá de tener una porción de agua a la semana.

Plantas de interior Resistentes y de fácil mantenimiento 2

La luchadora contra la contaminación, la Dracena

Esta planta ornamental, elegante y de gran fortaleza, sus finas hojas verdosas con un perfilamiento en rojo, no solo decora los ambientes, sino que también los purifica. Pues filtra los diferentes gases contaminantes, incluido el formaldehído (sustancia química muy presente en nuestros hogares).

La distinguida Poto

El poto es una planta que no debe faltar en ninguna casa, pues ella no requiere de cuidados especiales ni una ubicación especifica dentro del hogar. Basta con colocarla en una cesta colgante o en una maceta a una buena altura, para que la caída de sus tallos y hojas se pueda apreciar completamente, lo que se conoce como efecto cascada. También tiene la capacidad de purificar el aire que nos rodea, dando como resultado un ambiente más sano y saludable.

La planta de la buena fortuna, el Jade

El jade es una planta que puede parecer que crece muy poco a través del tiempo, pero lo cierto es que es una planta casi sempiterna. Basta con darle un poco de agua cada 15 días (si se está en invierno puede ser cada mes) y te acompañará por muchos años. Dentro de la cultura china, esta planta se le conoce como planta del dinero y de la buena suerte.

La relajante planta del Espatifilo o Lirio de Paz

Esta planta tiene una apariencia muy relajante, la combinación entre la forma y color de sus hojas y la forma y color de sus flores. También ha sido catalogada por la NASA como otra de las plantas purificadoras ambientales. Esta planta es estupenda para los novatos, pues no requiere muchos cuidados, más allá de regarla con regularidad.

El siempre verde Ficus

Es ficus es una planta que siempre se mantiene verde, esta planta en forma de arbolito es estupenda para dar toques de altura y energía verde. Por lo que es muy común colocarla al lado de las ventas, al lado de un sofá o poltrona, en una esquina o en ese rincón que queremos destacar sin ser muy atrevidos.

Estas son algunas de las plantas de interior resistentes y de poco mantenimiento que se pueden ubicar dentro de nuestros hogares. Algunas de ellas se mantienen siempre verde, otras cuentan con flores de gran belleza.

Cada planta tiene su aporte a la decoración, algunas son trepadoras, otras son bajas o altas; unas tienen hojas finas y delgadas, otras gruesas y anchas. Cada una de ellas tienen una particularidad que la hacen una buena candidata para su hogar. Si quiere seguir conociendo sobre este tema u otros relacionados con la decoración, le invitamos a seguir revisando nuestros contenidos.